sopa-de-ajo-extraibericos

Sopas de ajo con jamón ibérico

Si durante toda la vida, los agricultores y pastores han tenido un plato que –junto las gachas y las migas– ha reconfortado y alimentado sus cuerpos en los largos inviernos, esas han sido las sopas de ajo. Sencillas de hacer, en media hora escasa el paisano podía tener sobre la mesa una sopa caliente que templara el interior de su cuerpo.

 Ingredientes:

– Seis ajos.

– Seis rebanadas de pan duro.

– Una cucharada de pimentón dulce.

– 1 litro de caldo de carne.

– Dos huevos.

Jamón ibérico.

– Sal y aceite.

 

Elaboración:

La receta comienza cortando los ajos en láminas y friéndolos. Cuando estos comiencen a ponerse dorados, habrá que añadir el pan tostado que, previamente, habremos dorado en el horno. Se puede hacer con esta opción o con el pan sin hornear directamente.

Hay que mezclar bien, de modo que el pan se impregne bien de aceite. Seguidamente, al añadir el pimentón encima del pan, habrá que tener cuidado para que no se queme (el pimentón).

Lo siguiente será añadir el caldo y, en el momento en el que éste esté caliente –sin que llegue a hervir-,  se van echando los huevos. Hecho esto, hay que tomar la espumadera para dar vueltas al caldo e ir aplastando las yemas. El toque final consistirá en añadir pequeños taquitos o lonchas de jamón ibérico.

Listo para entrar en calor, ¡Qué aproveche!

Jamón Lovers

Pin It on Pinterest

Share This